este blog la web

domingo, 28 de noviembre de 2010

Juego blogger: día 30.

Día 30 — Tu reflejo en el espejo.

No me gusta/gustaba poner fotos mías en el blog. Me gusta que mis palabras hablen por si mismas, ya que acá escribo con el corazón y dejo parte de mi alma.

Hace un par de días en televisión, vi un pedacito de un programa que se llama "Si realmente me conocieras", ("If you really knew me") por MTV. Se puede ver online, en la página del canal (click acá para ir al sitio) Aunque ese no es el episodio que yo menciono, te recomiendo que lo veas. El programa trata de estereotipos de adolescentes de secundaria (el atleta, el payaso, la porrista, etc) que muestran parte de su interior.

La cosa es así. Va un tipo y una mina a un liceo y dan una charla de esas motivacionales en las que la gente se emociona. Por ejemplo, en una la mina está frente a un caballete de pintor con un block y dibuja un iceberg. Eso somos nosotros. La parte visible, que representa el 10% del iceberg, es nuestra imagen: cómo nos vestimos, con quienes nos juntamos, que nos gusta, etc. El resto, que está por debajo y no es visible a simple vista, representa nuestro verdadero yo: nuestras emociones y sentimientos. Por lo tanto, ese 90% es quienes somos en realidad, y el resto es lo falso.

Se necesita mucho para ser libre, para siquiera animarse a intentarlo. Solamente en tu interior podés saber lo difícil que es ser uno mismo.

Espero que leer esto te haya gustado más que ver mi foto.

Esta esto en lenguaje de señas significa "Te amo".

GAME OVER (Fin del juego).


8 comentarios:

Cintia dijo...

Yo creo que uno es conciente de que en realidad hay una gran parte de sí mismo que no está mostrando al resto... lo más complicado es darse cuenta de que al resto le pasa lo mismo, que el resto de los que nos rodean también son mucho más de lo que vemos cuando los tratamos, por mucho que los conozcamos.

Besotesss

Anónimo dijo...

Hermoso post, y cierto. Estoy completamente de acuerdo con Cintia, nosotros si sabemos quienes somos, sin embargo es difícil ver, igual que es difícil que nos vean. Avanzamos por la vida ocultándonos, tratando de ver primero para asegurarnos de que quien está enfrente no nos hará daño. Como yo que casi nunca me dejo ver. Ghost.

Anónimo dijo...

Es imposible conocerse a uno mismo.

Patty dijo...

Cintia: no lo veía de esa forma. En realidad, cuando me doy cuenta que hay algo que escondo, o me frustro, o me enorgullezco de poder lograrlo. Y con respecto a los demás, si, me frustro siempre. Siento que una barrera invisible me limita en conocer a la otra persona.

Besos.

Ghost: es un placer que a mi me permitas verte. Pertenecía al grupo de los que se esconden detrás de un escudo de protección. No es bueno. Uno se termina perdiendo muchas cosas interesantes.

Anónimo: es irónico saber que nosotros mismos somos quienes menos nos conocemos.

Gracias por tu visita.

NuMaN dijo...

Muy buen post este "último del juego".Te sigo,morocha,sos una crack.Abrazo!

chicosoquete dijo...

Me gustó que no hayas hecho las cosas al pie de la letra, era como uno de esos cuadernos de la amistad que uno tenía que llenar cuando estaba en la escuela tipo "quien te gusta?", solo que peor, porque si alguien que no conozco pone "Roberto" y yo no conozco a la persona, ni conozco a roberto, instintivamente me chupa un huevo, no digo que si fuera en una cancha de beisbol y una se para en el medio de la cancha con un micrófono (porque sino no se escucha nada) y dice "me gusta roberto" y roberto (presumiblemente, tampoco le voy a pedir la cédula) se acerca y le planta un chupón, y uno empieza a aplaudir despacito y después otro y después otro, yo no me sumo al aplauso, pero en un medio cuasi anónimo como internet, busco otro tipo de contenidos.

Así que en resumen:
-Me gustó que adaptaras las reglas a tu conveniencia
-Si declarás tu amor en una cancha de beisbol aplaudo después de que se sume el tercero.

Patty dijo...

NuMaN: muchas gracias Numan! Un beso para vos.

chicosoquete: a mi me encantaban los cuadernos de la amistad. Capaz que por eso hice el juego, andá a saber. Poner sólo un nombre hubiese sido aburrido. Me alegra que apreciaras eso. En algun caso tuve que reescribir porque al hacerlo literal decía demasiado. Ese fue el otro gran motivo.

Si le declaro mi amor a alguien en una cancha de beisbol, ¿se tiene que llamar Roberto?

chicosoquete dijo...

no veo por què declararle el amor en una cancha de beisbol a otro que no sea roberto