este blog la web

jueves, 8 de octubre de 2009

Oración al Ángel de la Guarda.

Oración al Ángel de la Guarda.





Ángel de la Guarda, dulce compañía


No me desampares ni de noche ni de día.


Las horas que pasan, las horas del día,


Si tú estás conmigo serán de alegría.


No me dejes solo, sé en todo mi guía


Sin ti soy chiquito y me perdería.


Ven siempre a mi lado, tu mano en la mía,


Ángel de mi guarda, dulce compañía.


"God is in the rain" (V for Vendetta)

6 comentarios:

pepitos dijo...

no la conocia esta oracion ni tu lado creyente en su totalidad. sin duda todos creemos en algo, pero que por mas que nos parescan cosas diferentes, para mi son todas formas distintas de ver a la misma deidad.
podremos darle muchos nombres diferentes, lo podemos ver como uno o como varios, pero siempre es el mismo...

EURICE dijo...

Esta oración me recuerda mi infancia, a mi madre a el internado donde me eduqué...con el paso de los años, se la rezaba a a mis hijos cuando eran bebes...pasó el tiempo y la olvidé, hoy he recordado gracias a ti que la sé de memoria.
Buen fin de semana.

Patty dijo...

pepitos: al igual que vos, yo desconocía esta plegaria hasta que la encontré por casualidad en la red. Mi lado creyente es bastante complicado. Ni yo misma logro comprenderlo. Todo es lo mismo, solo que insistimos en ponerle nombres diferentes... Cierto.

Un taxista revivió este aspecto de mi personalidad.

EURICE: me alegra haberte hecho recordar algo que creías olvidado. Es una linda plegaria y a mi también me recuerda a mi madre, en cierta forma.

Buen fin de semana para vos también.

Ariel, el de alas negras dijo...

Perdón la ignorancia, quizás no logré comprenderlo.

Pero, por qué el taxi? Quizás me perdí de algo...

Marcelo dijo...

Cuando era chico la rezaba, pero más corta:

...no me desampares no de noche no de día
si me desamparas, yo me perdería"

Me fe será más corta también?
Un beso!

Patty dijo...

Ariel, el de alas negras: el taxi es porque un taxista llamado Ricardo me preguntó si creía en Dios en un momento particular...

Marcelo: si, después vi que hay más variaciones. Lo que importa es el sentimiento con el que se reza.

Besos.