este blog la web

domingo, 20 de enero de 2008

Yo visité Ganímedes

“¿Creés en los ovnis?” Esa es el tipo de preguntas que suelo hacer y que hace que la gente me mire de forma extraña. Al menos es mejor que hablar sobre Bailando por un sueño, Gran Hermano o cualquier otra idiotez que esté de moda. Si se trata de habladurías y chismes baratos, paso. Prefiero ver crecer el pasto.

Con respecto a la pregunta que dio inicio al párrafo anterior, debo decir que la pregunta está mal hecha. Debería ser: “¿Opinás que puede existir vida extraterrestre?”. Esa sí que es una gran pregunta. Sin dudarlo un segundo respondería que sí, las leyes de la probabilidad están a mi favor. El Universo es lo suficientemente basto como para cerrar nuestra mente egocentrista al creer que somos los únicos seres vivientes que existen. Al menos puede existir un único organismo unicelular. Un ejemplo muy gráfico es el final de la película Hombres de negro (“Here comes the man in black. The one you won´t remember” Lo estoy escribiendo de memoria y yo no soy una fuente fiable). Conozco muchos ejemplos como ese, en el cual se describe de una forma maravillosa lo que estoy queriendo decir.

No, no creo en los OVNI (Objetos voladores no identificados). Bueno, no como se supone que “debería” creer. No creo en la evidencia que existe al respecto. Me encanta la idea de que ahí afuera viven seres muchísimo más avanzados que nosotros y que pueden venir de excursión a nuestro planeta. Más allá de todo eso, y poseo bastante información al respecto, no creo que existan “platillos voladores”. La palabra en si (“flying saucers”) surgió en base a un mal entendido de la declaración de la primera persona que dijo haber visto uno.

Cuando hablamos seriamente del tema, la mayoría de las personas concuerda acerca de una posible existencia de vida extraterrestre, cualquiera sea su estado evolutivo y desarrollo tecnológico. El problema es que se le a dado tanto sensacionalismo al tema, ya sea por culpa de los fanáticos dispuestos a crear una nueva ideología a partir de la primera idiotez con la que se encuentran por la mañana (ejemplo: Jesús va a venir a buscarnos en una nave) o por programas de televisión (X-files. Aunque estaba bue-ní-si-mo. Yo prefería la parte de los poderes paranormales. Tendría que escribir algo al respecto). Es como dice Mulder: “The truth is out there”

No hay comentarios.: