este blog la web

sábado, 31 de diciembre de 2011

Letra S: Sexo



Quería terminar el año haciendo algo distinto en el blog. Pensé en elegir "sexo" como la palabra con la letra s. Hace un par de días, mientras viajaba en ómnibus, se me ocurrió que podría contar mi primera vez en el blog. Si, me reí sola. Por cosas como esa la gente debe pensar que estoy loca. A reirme sola me refiero. Sobre contar mi primera vez no sé si alguien pensará que estoy loca. Ya no tengo idea de qué es normal o no para las personas que habitan este mundo. "Todos somos especiales", según palabras de alguien que me dijo que debo casarme con alguien que quiera y me quiera. Alguien con quien me sienta cómoda, tenga confianza y pueda hablar. Fue el consejo más hermoso de toda mi vida. Ella intenta arreglar mi cabeza. No es la única.

Le conté a mi mejor amigo y confesor de penas y alegrías que iba a escribir sobre sexo. Me dijo que no mintiera. No planeaba mentir, sólo escribir de forma más divagante que lo usual. No leyó el párrafo de los insultos, el  cual tuve la decencia de borrar apenas lo escribí, ni el de las palabras sueltas con gran significado. Esos fragmentos no tenían ni una mentira. Después los borré. Me dijo que lo dejara para más adelante, teniendo en cuenta mis dilemas momentáneos para escribir. Hay cosas que no se pueden dejar para más adelante y deben solucionarse cuanto antes.

Ayer estuve un largo rato mirando la pantalla en blanco, intentando escribir. Revisé mi casilla de correo electrónico y recordé a alguien que casi había olvidado. Supongo que él fue la primera persona que deseo acostarse conmigo. Era muy pendeja en ese entonces. Me sentí bastante halagada años después al darme cuenta . No me gustó que me tomaras del brazo de esa forma. Odio que alguien lo haga. Te odié en ese momento.

Estaba mirando una serie, y ya es el tercer capítulo consecutivo que tratan el tema del sexo. Lo tratan desde cierto de punto de vista particular, que me es muy familiar. Parece que me estuviesen tomando el pelo. Are you fucking kidding me? (¿Me estás tomando el pelo?). Para entender este chiste (el de la frase, no el de que me tomen el pelo) podés visitar la página de Cuanto Cabrón (http://www.cuantocabron.com/). A veces digo que soy una Forever Alone y nadie me entiende. Ese también está en la página.

Me es muy fácil evitar hablar de sexo. O ponerme guarra. "Guarra" para mi es sucia. No hablo en serio de sexo más que en las situaciones estrictamente necesarias. Me pasan cosas al hablar del tema. Es lo mismo si hablo de cáncer. O sobre la soledad, o de la gente mala. En realidad, lo que no me gusta es hablar en serio. Siempre me entristezco. Estoy contando mucho. Extrañaba escribir de esta forma en mi propio espacio inventado a fin de desahogarme.

Ah, si. Yo leí tres libros  "prohibiiiiiidoooos". Lo acentúo para que quede más prohibido aún. El de la mujer que tiene el marido en sillas de ruedas. Ese estaba entre los libros de mi padre que adopté. A mi no me pareció tan problemático. Lo leí hace tiempo y ahora no recuerdo bien qué decía. Si nadie se molestó porque lo engañó con otro y quedó embarazada, bien por ellos. El de las prostitutas francesas también. Otro de mi padre. Después de terminar se lavaban en un bidet que estaba a la vista de los clientes. Eso me marcó, fue una imagen fuerte. No es que literalmente me la imaginara lavándose, sino que recuerdo la escena, no sé explicarme. Que raro... ah, si. Es porque hablamos de sexo y es un tema del cual no hablo, que tonta soy. Sexo, putas, drogas. De eso trataba el libro. Era autobiográfico. Fuerte. El otro que leí es muy prohibido. Lo compré en la feria, y lo oculté rápidamente en mi bolso. Le recomendé a alguien otro libro del mismo autor. Esta semana me reí dos veces al darme cuenta que no puedo entrar a una librería a pedir ese otro libro. Es más, cuando sé que alguien que lee va a posar sus ojos sobre mis libros, lo escondo. Es estúpido. Podría mirar mil películas porno (nunca miré una) y me daría la misma vergüenza que supieran que YO (si, YO y no otra) leyó cosas como esas. Está bien escrito y me gustó, lo reconozco. Soy un ser humano.

En fin. Son las 20:31. Me despido por acá del 2011. A todos los que han pasado por acá, muchas gracias. Feliz año nuevo. Siempre se puede empezar otra vez de cero y hacer las cosas bien.

Los quiero, en serio. Sean felices. Si puedo hacer algo por ustedes, ya saben donde encontrarme. Paso seguido por acá. No se preocupen por las tonterías de la vida. Estar vivo es el mayor regalo de todos. Si, existe algo que nos cuida, sólo que a veces no puede cuidarnos de nosotros mismos.

SEXO. Que entrada me mandé. Espero haberle dado el toque La Guadaña. Gracias por bancarme hace años, hermano de mi corazón.

¡Besos para todos! Vivan como si fuera su último día.

6 comentarios:

Oscar Wild dijo...

Feliz último año! jaja..
No hablaste de sexo en todo el post, más bien hablaste sobre hablar de sexo. Buen recurso.
Bukowski decía que el sexo parece muy importante cuando no se tiene, si no, no es gran cosa. Está bueno hablar de algo sólo a través de citas.. citas, casas de citas, Juntacadáveres, ¿leíste a Onetti?
Con una ex mía teníamos la costumbre, como chiste, de entrar a librerías y preguntar descaradamente por libros de sexo, todo muy serios. Hace mucho de eso, estaba bueno.
Si viviera como el último día, tendría que pegarme un tiro, y hoy estoy contento,así que no da. Y creo que tampoco va a dar el 2012. Leave me alone.. jaja..
besote Patty.

Patty dijo...

Oscar Wild: nos vamos a morir todos, tarde o temprano. Viví este año como si fuera el último. Podría serlo...

¡No me digas eso! ¿Esa fue tu impresión? Soy una pichiruchi (uso palabras de Mafalda).

NO leí Juntacadáveres. Leí un par de cuentos solamente.

No quiero un libro de sexo cualquiera. Quiero otro libro del mismo autor del segundo y otro del autor del tercer libro que nombré. Leer por leer.

En la epoca que me sentía "existancialista", me di cuenta que para mi vivir como el último día sería dejar de hacer todo, al contrario de lo que propone dicha filosofía, de vivir al máximo. En realidad no había entendido bien. "Como si fuera", no significa que sea el último. Estoy tan madura que me doy cuenta que ni siquiera morir solucionaría muchas cosas. Es más, vivir tampoco, porque no hay nada que solucionar, las cosas simplemente son y no hay que darles vuelta.

El nuevo año siempre me provoca estados anímicos extraños.

Muchos besos, y gracias otra vez.

O.W. dijo...

Insisto: el sujeto no experimenta su muerto, por lo que estrictamente, es inmortal.

Entre los 4 o 5 cuentos que daría la vida por haber escrito, está "Bienvenido Bob", ¿lo leíste?

Yo te los compro, no tengo escrúpulos para pedir libros, salvo de autoayuda.. jaja..

Lo que decís en el último párrafo lo he pensado muchas veces: yo también me entregaría a la apatía en el último día. Lo único que le da sentido a la vida y a cualquier acción que emprendas es el resultado, el objetivo; cuando no lo hay, no tiene sentido hacer nada.


Mirá qué interesante esto que acabo de leer en una entrevista a Marcuse (lo dice el entrevistador, no Herbert): "Ante todo habría que poner en claro la cuestión siguiente: la situación actual, ¿representa una auténtica liberación sexual o tal vez únicamente una desinhibición en unos sectores muy determinados y delimitados? Unos tabúes igualmente fuertes, sólo que distintos, impondrían con mayor intensidad que antes unos preceptos socialmente aprobados y fomentados, en el sentido de una moral del placer. Así, estamos condenados a la búsqueda del placer y a la supuesta obtención del mismo. La libertad se convierte en obediencia, bajo el imperativo del placer y de la variedad."

"No es un invierno más, este es un nuevo invierno"... cantaba Zero por allá por el '86. ¿Y? Nada, año nuevo, la vida de siempre. La vida breve.. jaja..
Besotes.

Patty dijo...

Yo quiero ser inmortal. Cuando muera lo voy a lograr, gracias a vos.

Si, leí ese cuento. No lo recuerdo ahora, lo tengo acá cerca mio. Ahora lo releo rápidamente para refrescar mi memoria.

Me voy a entretener con los que tengo. Después un día te pido que me compres el que quiero.

No nos pongamos en actitud emo. ¡Menos vos! ¿No sería más punk el último día salir a romper todo y drogarse hasta que nada importe?

Quien pudiera vivir para satisfacer todos sus placeres... No lo tengo al Marcuse este tampoco. Sé muy poco, como verás. Ni a Zero. A Zero el perro de Jack Skellington lo conozco.

Otro beso para vos.

Jael dijo...

A mi me resulta fácil hablar de sexo pero no escribir sobre eso. Gracias por tus comentarios y por leerme siempre, saludos!

Patty dijo...

Jael: me gusta muchísimo como escribís.

Besos.