este blog la web

sábado, 22 de noviembre de 2008

¡Oh, amado mio!


Lo conocí gracias a la Enciclopedia Encarta. Escuché "mientras se siente que se ríe el alma/sin que los labios rían" y me enfermé de amor. Una gran amiga cometió un crimen para remediar mi mal: pidió prestado un libro que nunca fue ni será devuelto. "Rimas y declaraciones poéticas" de la Colección Austral.
Ah... cuantas veces mi adorado Gustavo Adolfo me acompañó a lo largo de estos años. Cuando me enamoro, sus poemas expresan con gran exactitud mis emociones. Cuando sufro por amor, el me demuestra cuánto a sufrido y lloramos juntos nuestro desengaño. Cuando la vida me defrauda o el peso de la mortalidad me abruma, él está ahí para hablarme a través de sus hermosos versos.
Tengo otro libro de Bécquer. Las rimas se encuentran en otro orden y contiene varias leyendas. Algunas son muy buenas...
Sin embargo... Sin embargo a mi me gustan sus rimas. Todas y cada una. Con el correr de los años, según mi estado espiritual, mi favorita va cambiando. En fin... a él lo amo. Fue mi amor a primera leída.
Ni siquiera puedo contar las veces que leí sus rimas. Son sublimes.


"¡No me admiró tu olvido! Aunque, de un día,

me admiró tu cariño mucho más;

porque lo que hay en mi que vale algo,

eso... ni lo pudiste sospechar"








"¿A qué me lo decís? Lo se; es mudable,

es altanera y vana y caprichosa;

antes que el sentimiento de su alma,

brotará el agua de la estéril roca.


Sé que en su corazón, nido de sierpes,

no hay fibra que al amor responda;

que es una estatua inanimada..., pero...

¡es tan hermosa!"






"Como en un libro abierto

leo de tus pupilas en el fondo.

¿A qué fingir el labio

risas que se desmienten con los ojos?


¡Llora! No te avergüences

de confesar que me quisiste un poco.

¡Llora! Nadie nos mira.

Ya ves: yo soy un hombre... y también lloro."







"De lo poco de vida que me resta,

diera con gusto los mejores años,

por saber lo que a otros

de mí has hablado.


Y esta vida mortal y, y de la eterna

lo que me toque, si me toca algo,

por saber lo que a solas

de mí has pensado."


Hay un par de rimas que también me gustan... pero llegan demasiado a mi corazón y no me animo a transcribirlas. Tal vez... algún día...

7 comentarios:

Patty dijo...

¡Maldición! No puedo separar los párrafos... mi amor se merecía más. Perdóname, Gustavo Adolfo...

Marcelo dijo...

Ese amor por Gustavo Adolfo es peligroso. Espero que si alguna vez vas a una fiesta, y bailas con alguien alegremente, y luego te invita a tomar algo, y luego ponen una canción de Janis Joplin, no explotes en llanto y le cuentes a tu compañero de baile que G.A. es el amor de tu vida!
Un beso
PD: Gustavo Adolfo tal vez no pueda perdonarte por los párrafos unidos. Pero yo sí, aunque claro, es apenas distinto...

MUERTEVIDEANOS dijo...

En cierto momento del Jurasico dimos Becker en el liceo y me comrpe una edicion de lujo de sus poemas pero hoy me gustan mas sus cuentos, creo que con los años el corazón se endurece porque aprende y sabe más que lo que las palabras dicen, de todas formas ojalá que siempre queden algunos románticos por allí sinos ería muy aburrido todo.

Patty dijo...

Que triste que el corazón termine endureciendose de esa forma... A veces pienso que a mi también va a ocurrirme algo así. Espero poder llorar cuando llegue ese día.

MUERTEVIDEANOS dijo...

Hoy la he visto y creí en dios: decía más o menos un poema de Becker---- ¡Puaj!
Creo que ser romántico es la forma mas linda de ser algo tontos, de todas maneras persisto en mi sentencia anterior.

Patty dijo...

"hoy la he visto... La he visto y me ha mirado... ¡Hoy creo en Dios!"
A mi me gusta. Es partecita es muy linda. Yo soy así, recontra cursi, je je. Más aún con mi amado Gustavo de mi corazón.

P.D.: Es "Bécquer".

Patty dijo...

Pude separar los párrafos de una buena vez. No era tan difícil, je je. ¡Te quiero, Gustavo Adolfo!