este blog la web

sábado, 1 de noviembre de 2008

Poetry

Estrofas


Morir como el crepúsculo quisiera

o como el rayo de expirante día

¡Oh muerte dulce! ¡Mi sepulcro fuera

el hondo seno de la mar bravía!



Morir quisiera cruel risueña estrella,

que el alba cubre de dorado velo;

morir quisiera sin dolor, como ella

y sepultarme en el radiante cielo.



Morir quisiera cual la esencia grata

que vierte el cáliz que la brisa mece,

que por el aire sube y se dilata

como el incienso que al señor se ofrece.



Tu muerte anhelo, límpido rocío,

que el alba absorbe con su rato ardiente;

así inhalara Dios del pecho mío

mi vida, cual la tuya el sol naciente.



Morir quisiera como triste nota

que entre las cuerdas del laúd resuena;

muere en la tierra y en el cielo brota,

y en el seno de Dios mística suena.



Más no te extinguirás como la estrella,

no morirás como la luz del día,

ni como el llanto de la aurora bella,

ni cual gata flor que el campo cría.



Acabarás vertiendo amargo llanto,

enflaquecido por crüel tormento:

Natura sólo muere sin quebranto;

el hombre con dolor rinde el aliento.


Jorge Herwegh.


Estos versos los encontré en un tomo de "El tesoro de la juventud". El mérito es haberlo copiado para que no se pierda. Espero que porque me gusten cosas como estas no me esté creando fama de suicida, ya que con la de "asesina en potencia" tengo suficiente. Recuerden que Stephen King todavía no mató a nadie e hizo la plata escribiendo historias muy sangrientas.


En fin, solo quiero que no se muera un poema.



No hay comentarios.: