este blog la web

sábado, 18 de junio de 2011

Soy Claire, la que escribe.

Son pocos los poemas que conozco. Este es uno que dos por tres me viene a la mente.

Tristes guerras
si no es amor la empresa.
Tristes, tristes.
Tristes armas
si no son las palabras.
Tristes, tristes.
Tristes hombres
si no mueren de amores.
Tristes, tristes.

Miguel Hernández


No me gustaban tus guerras cuyo fin nunca entendí. Yo no quería pelear. Vos no querías hacerme feliz. Tenías razón. Hasta en eso somos muy distintos.
No quiero saber qué querías. Prefiero no pensar al respecto. Cuando lo hago, sólo me doy cuenta de las mentiras que me gustaba creerme, algunas de las cuales ni siquiera me dijiste y yo inventé para justificarte.
Siempre luche para que todos podamos amar y ser amados. Nunca entendiste eso. Nunca me entendiste.

Tus palabras eran tus armas. Cuchillos que se me clavaban una y otra vez en el corazón. Sabías donde más me dolía y ahí apuntabas. Usabas mis secretos en mi contra. Esos secretos que saben sólo quienes más quiero... y vos. No quiero volver a aquellos días en que Claire no existía y yo vivía desdibujada, ocultándome de la vida. Claire nació el día en que me empecé a abrir al mundo. Vos me conociste tal cual era y sin embargo no me quisiste así. Te gustaba mirar mis máscaras y fantasear con mis vidas ficticias. Nunca supe qué querías que fuera.

Me da tristeza pensar en vos. No querías morir de amor por mi ni por nadie. Sólo estabas vos, en el centro de tu propio universo. ¿Te acordás que me dijiste que de seguro nadie me quiso antes y que ese era el motivo por el que yo te quería, porque fuiste el primero "en pintarme el cielo de colores"? ¿Te acordás que me preguntabas si muchos tipos me decían cosas? Yo, para evitar tus celos, te mentía al igual que vos lo hacías. No me importaba nadie más que vos. (Yo misma dejé de importarme...) Te podría dar el nombre de más de un hombre que murió de amor por mi. Dos de ellos sé que no te quieren. Vos me tenías cerca y no me cuidaste. Vos me tenías, y no me apreciaste. Yo no puedo estar con ninguno de los dos. Irónico, ¿no?

No sé que siento por vos en este momento. Mi mejor amigo tenía razón cuando hace tiempo tenía el corazón roto y lloraba por un ex amor. Uno puede volver con esa persona, porque ya no sería lo mismo. No somos las mismas personas. Perdoname por meter a otras personas en la entrada que uso para despedirme de vos. Siempre hubieron muchas personas en mi corazón. Nunca entendiste que cuando te amaba a vos, eso no importaba. Sólo existías vos.

Hoy soy otra. Siempre fui y seré la misma persona. Así de contradictoria soy. Soy eso que vos dijiste que no entendías que podía ocurrir. Me gustaría creerme eso. Que no podíamos estar juntos porque vos no podías creer que alguien como yo existiera y por eso te esforzabas en ponerme pruebas para encontrarme defectos y querer cambiarme.

Escuché a una artista nueva. Adele se llama. "Someone like you" fue el tema que me puso triste hace una semana. Este tema que dejo hoy me hace pensar en la última vez que quise a alguien más que a mi misma. Las cosas que hice por vos no tienen nombre...

Este es el tema. Acá está la letra en inglés y traducida.


Como dice Adele en la canción. La próxima vez intentaré ser mi propia salvadora. Tiendo a querer a alguien y esperar que me rescate de mi misma.

Hasta siempre, ex amor.

[Lo que acabo de escribir lo hice por mi, para darle un final. Demoré en despedirme porque tal vez siento que ni siquiera te merecés esto. Mis sentimientos para contigo son indefinidos.]

5 comentarios:

Patty dijo...

Ese mismo amigo me dijo que escribiera. Demoré en hacerlo porque no quería pensar en vos. Formás parte de mi vida como yo espero aunque sea figurar en un rinconcito de tu existencia.

A veces quiero cambiar mi corazón por una piedra.

Jose Luis dijo...

Demonios fuera ¡Bravo, Patty!

:)

Mtsuna dijo...

Siempre hay que buscar manera de hacer catarsis y quitarse los males de dentro. Eso que no sirve, que estorva. El corazon es un cuarto donde metemos cosas y, de vez en cuando, hay que hacer una limpieza general (como esa que hacemos en nuestras habitaciones, cuando las mamas nos gritan hasta por los codos por el desorden).
Mientras esto que escribiste cumpla con su funcion, yo estare contento por vos querida. Porque no puedo permitirte estar mal. Sos demaciada buena persona para estarlo.
Te quiero paty. Segui escribiendo, me encanta que sea si.

Patty dijo...

Patty: no lo hagas. Te perderías de las cosas hermosas de la vida.

Jose Luis: costó... Todavía me quedan algunos por exorcizar.

Mtsuna: gracias. Escribí, siguiendo tu recomendación, y sirvió. Volverás a leer entradas tristes en mi blog, porque estos días estoy un poco melancólica. Con amigos como vos, la tristeza es tan sólo una pequeñísima parte de mi vida. Mis días son todos hermosos gracias a personas como vos que me dan felicidad. Yo también te quiero mucho, Tincho. Gracias por estar siempre ahí bancando mis momentos emo, de locura, de tomadas de pelo, etc.

Patty dijo...

No tengo el valor para borrar una entrada tan linda. Lo voy a dejar.