este blog la web

domingo, 14 de agosto de 2011

Letra D: Drogas

D de docente, de dolor, de dormir, de doncella, de discreción.

Sobre las drogas.

Quería escribir sobre ellas porque acá escribo sobre temas que afectaron a mi vida y este es uno. Cuando era más chica, a mi me llamaban la atención. Antes de que sigas leyendo, te cuento que nunca consumí nada. Sigo sin tomar alcohol, nunca fumé ni consumí drogas (al menos que Perifar -un antigripal- cuente como droga). ¡A mi me gustaban los chicos que se drogaban! De lejos, claro.

Después... Mucho después conocí gente que había experimentado con drogas. Me gustaban por muchas cosas, eso era un detalle. A alguien le pedí que no lo hiciera cuando estaba conmigo. Un día me confesaste que te estabas drogando en una fiesta en la que estábamos rodeados de gente. Quería correr y escaparme de vos. Si en algún momento logré odiarte, fue en ese. Lo hiciste estando conmigo... No me respetaste. Te odié porque te drogabas a mi lado y no estabas conmigo, sino lejos. "Jamás vas a entender lo que estoy sintiendo en este momento", me escribiste en uno de tus últimos mensajes de texto. Nunca comprendí del todo esa frase, sólo sé que sentí que estabas drogado y que preferías eso a mi amor.

Conozco a alguien que me ha escrito estando borracho y drogado. Hemos chateado y me ha mandado e-mails en ese estado. Incluso alguna vez me escribió para pedirme disculpas por estar así, porque sabe que no me gusta, ya que le había contado de la persona del párrafo anterior. Cuando estás así sos tan sincero que tus palabras me lastiman de tan hermosas...

La gente drogada cambia cuando se encuentra en ese estado. Quien lo ve desde afuera lo nota aún más. A mi me da tristeza ver a alguien así; perdido. Los drogados me dan asco. 

Más allá de lo que acabo de escribir, el saber que en ese estado los tres expresaron me los sentimientos más románticos, cursis, sinceros y tiernos del mundo desde su corazón, siempre me produjo una sensación extraña... El que me pedía perdón me demostró cuando me amaba. Él que me dijo que no lo entendía, cuanto lo lastimaba.

Después de todo esto, dejaron de gustarme las drogas. Me dan asko. Las sensaciones son demasiado hermosas para apagarlas con químicos. La tristeza, la vergüenza, la alegría y demás pueden llegar a apreciarse y superarse sin esas sustancias.

(PD: la imagen es ilustrativa. No permitiría algo así de extremo.)

sábado, 6 de agosto de 2011

Letra C: Corazón


C de caer, de "crash", de caos, de correr, de ceder.
Claro. Me decanté por la palabra más obvia.

¿Cuántas veces se me rompió el corazón? Recuerdo cuando "..." lo hizo. Sentí como hacía "crash" en ese instante y se partía. Nunca había llorado por amor hasta ese día. Perdón por todo, "...".

Corrí minutos antes de tener conciencia de que alguien que yo quería podía morir. Estaba agotada cuando encontré finalmente el lugar al cual debía ir. Llegué tarde. Mi mente no estaba en ninguna parte ese día. Demoraste meses en volver a abrazarme...

Ceder. Es de las palabras que me generan conflictos. Por no ceder, derramé muchas lágrimas. Por una cuestión de principios, por mis creencias, porque estaba mal, porque quería seguir así. Esos fueron algunos de los motivos por los que no cambié algo en situaciones cruciales.

Colecciones. Eso era sobre lo que quería escribir en esta letra. Coleccioné llaveros (más de 300), marcadores de libros (debo tener unos 100), calcomanías (tengo casi 1000) e hice el intento con las monedas. Ahora colecciono momentos felices. Es lo más valioso que podemos tener en nuestras vidas.

Como dice el final de la película "Náufrago": "Y ahora se lo que debo hacer, seguir respirando, porque mañana volverá a amanecer y quien sabe que traerá la marea. " Es una de mis películas preferidas. Si, lloré mucho. Sobretodo cuando Wilson cae al océano.

Cada párrafo empieza con C, incluyendo este.