este blog la web

domingo, 26 de diciembre de 2010

Lacrimosa en Uruguay: fui y no te conté + Digresiones varias

Tilo Wolff, cantante y compositor de Lacrimosa.
(Esta foto la saqué yo. Si, así de cerca lo tuve...)

Hace meses (23-10) la banda gótica Lacrimosa vino a Uruguay. Saqué la entrada muchos meses antes. Con mi prima del corazón se la compramos al cantante de Fixion, una banda de rock gótico uruguaya. El tipo sabía quien era yo por Facebook y me pareció rarísimo.

Dos por tres la gente sabe quien soy... A mi me gusta pensar que nadie sabe de mi existencia, y que cuento con impunidad para hacer lo que quiera sin consecuencias para mi aparente "reputación". Digo "aparente" porque no creo poseer tal cosa, aunque sé que en ciertas ocasiones me han recriminado por hacer cosas que no parecen "muy de mi persona".

Yo hago lo que quiero.

El día después del toque tenía examen y no fui. Eso no es muy de mi persona.

Ni siquiera sé bien qué es de mi persona y que no. He probado mis límites y sé que cosas no son, eso seguro. Así me va... probando límites, poniéndome triste después... Es idiota hacer eso.

En fin. No puse antes nada del toque porque fue demasiado raro. A la banda la fui a ver porque era como decir "mirá, yo quería esto y lo tengo". Podía haber ido con alguien más, pero claro, como todo en mi vida, eso también era un problema. Alguien quería que fuera no asistió, evitándome verlo aunque sea de lejos. Quien me hizo ver "Lichtgestalt" tampoco estaba. Escuchar ese tema fue como tenerlo cerca...

Lichtgestat.

Lo que para mi representaba lo "gótico" perdió su encanto. Ese momento fue como mi despedida. Lo tomé así. Pasaron muchas cosas, me desilusionaron varias... La culpa no fue de alguien o de algo, fueron pequeñas cosas. Me interesó el gótico, me metí en la cultura, fui a fiestas, me vestí como tal... Logré lo que quería. No me arrepiento. Conocí grandes personas gracias a mi gusto, en un principio, por los vampiros.

Vos no sabés lo mucho que me fijo en las pequeñas cosas... A veces me enamoran y otras me alejan. Hoy pasó eso, y no fue la primera vez. Escribo esto enojada con alguien por una pavada que para mi es importante. Soy complicada, debería llevar una etiqueta pegada en la frente.

Las pequeñas cosas sumadas siempre inclinan la balanza para algún lado.


Me gustó el concierto más allá de todo. Pude haberlo disfrutado más. Tenía la cabeza en muchas cosas en ese momento. Estando ahí, no estaba. No me arrepentí porque no creo en tal cosa como el arrepentimiento. Mi filosofía al respecto tal vez la exponga algún día.

"Pero esa ya es otra historia..."


Últimamente no sé para qué o para quien escribo.
Odio darme cuenta que la única que no se entiende soy yo y que los demás me leen como si fuera de cristal...

domingo, 12 de diciembre de 2010

Tres besos

"Te envío tres besos: uno a tu corazón, otro a tu boca y otro a tus ojos", escribió un arrepentido y enamorado Napoleón en una carta llena de tachones y con mala caligrafía a su prometida Josefina un día después de haber discutido violentamente con ella .


Tres besos.

Cuando en mi andar solariego,
vea en el camino yerto
un corazón solo y... casi muerto,
mi amor hacia él se volverá ciego.
Cuando del cielo la luz bendita
me llegue de tus ojos, "Pequeñita"
mi alma te ha de ver como azucena
y se apagarán los días de mi pena.
Cuando el día que me aceptes llegue,
mi alma te dirá miles de rezos,
deja que desde ahora te entregue
todo mi amor reunido en Tres Besos:


El Primero te daré con la alegría
de sentirte solamente mía,
y dueña siempre de mi corazón.
Este beso te daré en la frente,
será un beso pausado... silente,
es el Beso de la Protección.
Beso limpio, amoroso y puro,
beso santo por el cual te juro
que daré a tu amor besos ufanos
y a tu cuerpo rodearán seguro,
cual castillo al que rodea un muro,
mis francas y amorosas manos.


El segundo te daré en la mano,
será éste un beso muy humano,
en el que irá mi amor completo
tomaré a tus manos con las mías
y al tiempo en que me sonrías
te daré mi Beso de Respeto.
Beso limpio de pecado alguno
como el beso de Júpiter a Juno,
como el del Quijote a Dulcinea,
beso en que me hinco ante mi dueña,
ante mi querida y dulce "Pequeña"
porque mi alma a tu alma desea.


El tercero por orden bendita
llegará a tus labios "Pequeñita"
labios que con cierto temor
me van contando tu vida,
labios que son mi guarida,
reciban mis Besos de Amor.
Son Tres Besos celestiales
son tres ansiadas señales
que te daré con fervor
para dejar en tu corazón marcados
estos tres besos llamados:
De Protección, de Respeto, y de Amor.

Mariano Bequer.
El Callao,29/06/67

jueves, 9 de diciembre de 2010

Cortos de animación

Hace tiempo me pasé una noche mirando cortos de animación. Decidí que la idea de ponerlos en el blog estaba muy buena, así que seleccioné un par. Este video que elegí hoy es el único que está narrado en español. Algunos ni siquiera tienen narraciones. Me gustaron por la destreza de las animaciones, por la tristeza de las historias (si, casi todos son tristes...).

Este video dura nueve minutos. O sea, si estás muy aburrido, por ahí miralo. No te voy a recomendar que pierdas tu tiempo en bobadas mías... La historia me hizo recordar a los cuentos de la selva de Horacio Quiroga, como la leyenda esa de los flamencos.

Horacio Quiroga fue un gran escritor uruguayo que al conocer que tenía una enfermedad terminal, visitó a todos sus amigos y familiares más queridos, compró veneno y se mató. Escribió "Cuentos de amor, de locura y de muerte". Es uno de los mejores cuentistas infantiles de mi país, relatos que se inspiraron en la época que vivía en la selva.



Hoy es uno de esos días en que ser rara, no está bueno.

domingo, 5 de diciembre de 2010

No más juegos.

Pasó una semana desde que terminé el juego blogger. Me divertí. Me sirvió para escribir y para reflexionar muchas cosas. Me di cuenta que hay personas que marcaron etapas de mi vida y van a estar siempre en mi corazón.

Pienso demasiado...

Terminé con los parciales y por eso no escribí. Además no sabía qué poner. Todo parece nimio, vago, insustancial.

Borré algo que escribí recién porque estoy por escribir otro cuento y si le digo a todos que lo lean, por ahí siguen leyendo el blog y quedaría raro.

Voy a tratar de imponer que me digan Patty. Odio que me digan "Patricia", pero tengo amigos que lo hacen y ta, no les digo nada. Pato, Patri, etc., no me molesta. Patty significa muchas cosas y me causa una sensación extraña a veces... En el buen sentido. "Patricia" es demasiado formal, cómo si no tuviesen confianza con cierta gente, no sé. Yo me persigo bastante.

Me persigo y a veces no me encuentro... y me pierdo...


Otra vez me manda solicitud de amistad gente que NO quiero. Fue raro revisar mi lista de contactos del msn y ver a quienes tenía. Extraño como era hace unos años. No es que lo extrañe,... Es raro. Sé que no puedo volver atrás como en los libros de "Elige tu propia aventura" que te conté ayer que me gustaban.

Ya te vas a dar cuenta de que soy complicada y también me vas a terminar odiando.

Me voy a escribir en clave a mi cuaderno. Ahí uso nombres, describo más y no parezco tan loca. Acá queda raro.

Por ahí me da miedo lo que implica esto.




Me compré este libro hoy. Es de Bécquer.

En realidad no es que me vayas a odiar, sino que pensar que me vas a odiar lo hace un poco más fácil.
O no.
No me entiendo.



Después del divague: lo escribí porque si, para sacarme de arriba la primera entrada después del juego. Me estaba costando escribir algo.