este blog la web

viernes, 30 de julio de 2010

Floricienta + Rima de Bécquer.

Hace un par de años pasaban una telenovela argentina que se llamada "Floricienta". Fue una novela que me gustó mucho y la seguí hasta el final.

Más allá de la serie, me quedo con dos canciones que canta la protagonista. Como julio fue el mes de la cursilería, no podía faltar algo tan edulcorado como estás canciones (que están en la carpeta de "canciones para escuchar cuando me siento enamorada" de mi reproductor mp3).

Pah, mi lista de canciones cursis da vergüenza...




Me sigue enamorando Gustavo Adolfo Bécquer. Dos por tres cambia mi rima preferida. Esta es en la que pienso ultimamente. Una clara referencia autobiográfica a la experiencia amorosa del autor: el choque caracterológico, la incompatibilidad entre el poeta y su amada.

Rima XLI

Tú eras el huracán y yo la alta
torre que desafía su poder:
¡tenías que estrellarte o que abatirme!...
¡No pudo ser!

Tú eras el océano y yo la enhiesta
roca que firme aguarda su vaivén:
¡tenías que romperte o que arrancarme!...
¡No pudo ser!

Hermosa tú, yo altivo: acostumbrados
uno a arrollar, el otro a no ceder;
la senda estrecha, inevitable el choque...
¡No pudo ser!

Gustavo Adolfo Bécquer.

Con esto estoy despidiendo el mes del amor en La Guadaña. Intentaré ser un poquito más normal en agosto y volver a escribir algo menos sentimentaloide. El staff no desea seguir trabajando bajo este régimen de romanticismo explícito.

domingo, 25 de julio de 2010

Declaración de amor en "Orgullo y prejuicio"

Ya hice una entrada dedicada a una serie que hizo que me enamorara de la historia de amor y en particular de Darcy. Varias fotos sobre la serie y unos comentarios desperdigados se pueden leer acá.

Continuando con ese romanticismo que me atacó hace un par de semanas, quiero dejar una frase que aparece en la serie, y que yo transcribo de la novela que me compré después: "Orgullo y prejuicio", de Jane Austen. Mi libro es el que aparece en la foto. Tiene la encuadernación más bonita que conozco, llena de flores y destilando amor. La única página que tiene marcada es la que contiene esta frase (cuando la dijo Darcy en la serie me morí de amor)

"He luchado en vano. No puede ser. Mis sentimientos no se dejan reprimir. Debe permitirme usted que le diga con cuánto ardor la admiro y la amo."

Es una hermosa declaración de amor. En mis días cursis (casi todos) siempre la recuerdo. (En caso de que les importe, ella lo rechaza en ese momento).

Ojalá estén flechados por Cupido...

viernes, 23 de julio de 2010

Querida Guadaña...

[MUY PERSONAL]

Hola. Sé que hace tiempo que no te escribo. Por una serie de motivos me terminé quedando completamente sin voz por dos días, además de ganarme una gripe y tos. Eso fue hace más de 10 días y aún no recupero del todo mi voz normal. La doctora me mandó tomar limón para la voz.

El miércoles 20 de Julio fue el día del amigo. Se festeja acá y en Argentina. Coincide con el aniversario del descenso del hombre sobre la Luna. Este año "festejé" un poquito más que en otras ocasiones. Debo ser la única tarada que a las 23.30 de ese día, frente a apuntes de fisicoquímica se puso a llorar porque "era el día del amigo". Esto de ser "rara" y "sensible" se me está yendo de las manos...

La cosa fue así. Estaba podrida y me distraje pensando en qué podía escribir sobre mis amigos. Y de la nada, zas, me vinieron miles de recuerdos y me di cuenta que al fin había descubierto qué era tener amigos. Me explico. Cuando nació este blog, era una "joven perturbada" (jajaja). En aquel entonces no tenía amigos. O no quería tenerlos. Es una explicación larga el motivo por el cual estaba sola... Después pasó mucha agua bajo el puente, y terminé teniendo amigos que han hecho mucho por mi, aunque algunos ni lo saben.

Me han visto llorar (o casi llorar en algunos casos), han escuchado sobre mis amores (yo sé que a veces me pongo muuuuuy densa), me han hecho reir como nadie, han logrado consolarme a pesar de que suelo resistirme, han cumplido algunos de mis sueños, me han hecho vivir cosas super lindas, estuvieron ahí cuando los necesitaba... Y viene la lloradera otra vez... Je.

Y al final Dav tenías razón. Ahora tengo amigos. Amigos que me ayudan a resolver mis problemas existenciales. Que están ahí y no me dejan volver a encerrarme en mi misma, sin permitir que nadie me ayude. Personas que no tienen por qué ser buenas conmigo y sin embargo,... sin embargo en un millón de formas diferentes estuvieron ahí y siguen estando.

Y aunque estoy llorando de nuevo, ahora es por algo lindo. La emoción me pega para ese lado...

Tengo amigas de mi adolescencia que cuando las veo les cuento cosas que nadie más sabe, amigas que aunque no saben nada de mi vida se portan super bien conmigo (algo que valoro muchísimo), amigos que me conocen más que yo misma y me aconsejan como si yo les importara... (si... ya sé que les importo... je), amigos que a pesar de que ellos no lo sepan, han hecho muchísimo por mi en momentos en que estaba muuuy triste. Muy.... Como el año pasado cuando en un ataque loco estuve a punto de cometer un suicidio virtual...

Gracias amigos por ser tan lindos y hacerme llorar una hora entera la medianoche del miércoles y otro tanto ahora.

Es lindo cuando alguien recuerda que existís demostrandote que le importas.

viernes, 16 de julio de 2010

I´m a Barbie Girl

Me encanta el tema "Barbie Girl" de Aqua desde la primera vez que lo escuché. Dos por tres lo quise poner acá pero no encontraba el momento. Es ahora.



Mi amor por este tipo de música continua con varias estrellas pop y de géneros similares. El más extraño que me ha llegado a gustar y al que mucho tiempo proclame a los cuatro vientos una devoción total, es DANI UMPI. Utilicé a este genial escritor, dj, músico, cantante, etc para escandalizar a mis conocidos con mis gustos. Lo re quiero a Dani.



Yo canté este tema en vivo cuando lo fui a ver exclusivamente a él junto a Max Capote en el Central hace años. Ese fue mi primer "toque". Y ahora me hago la metalera, ¿eh?

Acá junto a otro ídolo: Ale Sergi, el cantante de Miranda!

sábado, 3 de julio de 2010

Tan sólo un cielo estrellado...



Recuerdo un verano, un par de años atrás, en el que me pasaba las noches mirando el cielo estrellado. En esa época, la ciencia ficción formaba parte activa de mi vida. Me imaginaba otros mundos, otras vidas... A veces divagaba aún más y me ponía a pensar sobre la existencia de universos paralelos. ¿Cómo sería una Patty de otro universo? Ahí tenía para horas y horas de pensamientos. Todo lo que yo era, en otro lugar podía ser lo contrario. Aquello que no me animaba a ser, podía hacerse realidad en mi mente, mientras soñaba despierta.


Más tarde cuando empecé con el tema vampírico, también miraba el cielo y pensaba en vampiritos. ¿Existirían tales seres? ¿Me estarían mirando por las noches ocultos en las sombras mientras yo esperaba que me hicieran uno de ellos?

En ocasiones mi mente no tenía ganas de jugar. Simplemente miraba hacia arriba y no pensaba en nada. La sensación de estar en silencio, solo, sin nada que ocupe tu mente es indescriptible... Supongo que ahora no podría. Vendrían a atacarme recuerdos, emociones y pensamientos que no me dejarían llegar a tal estado de paz. Se llama "vida".


Cuando miro la luna, sé que es la misma en todas partes... La misma luna que veo yo, es la que puede mirar alguien a un par de cuadras o miles de kilómetros de distancia. Me parece que lo saqué de una película romántica, pero me encanta. Es de lo más lindo que tiene la luna.




Amo las estrellas fugaces. Si uno les pide un deseo, estos se cumplen. Tal vez demoren mucho tiempo en realizarse. Tanto, que el sentimiento que tenías en ese entonces ya no sea el mismo. Aunque no te importe o aunque sea demasiado tarde... Siempre se cumplen.



Sobre todas las cosas, lo que más me gusta es estar a solas bajo las estrellas... No sé si existe un ser superior que nos proteja, pero ellas están ahí hace años cuidándonos. Nos miran ir y venir sobre este planeta, pasar miles de cosas, viven millones de vidas... Es increíble.




Esto va por todas esas veces en que el cielo estrellado fue mi única compañía. En las buenas, y principalmente, en las muy malas... Gracias.