este blog la web

sábado, 27 de febrero de 2010

Gattaca

"El tema central es la lucha de Vincent (Ethan Hawke) para demostrar que puede ser tan bueno como todos los válidos (personas creadas directamente por la manipulación genética, y de esa manera eliminada de todo error posible en su estructura biológica). De esta manera, se ve cómo Vincent hace lo imposible con tal de entrar a trabajar en Gattaca y así cumplir con su sueño: volar al espacio exterior. " Wikipedia (Se recomienda no leer la información de Wikipedia ya que tiene detalles que arruinan por completo la película)


Siempre que en alguna ficha hay que escribir "película preferida" este filme de ciencia ficción de 1997 viene a mi mente. Cuando la vi por primera vez pensé: "esta va a ser mi película preferida". Hasta el día de hoy lo mantengo. He visto más películas, pero la emoción que me produce esta hace que le tenga un cariño especial.



"Gattaca" es una película que habla sobre el futuro. Describe una realidad en la que se discrimina a las personas por su genética, en base a las posibles enfermedades que estos podrían presentar. Con una muestra de sangre te pueden decir cuándo y por qué vas a morir.


Supongo que esta es una de esas películas que me gustan sólo a mi. Mezcla de ciencia ficción sin extraterrestres, con drama y romance más una pizca de misterio. Leí en internet críticas muy buenas y acertadas acerca de esta espectacular obra hollywoodense. No quiero arruinarles nada contándoles detalles. La vi por primera vez de pura casualidad en televisión. La volví a ver hace unos días y lloré igual que la primera vez que la vi. El final es maravillosamente hermoso.


Es una película que habla sobre los sueños y la posibilidad de hacerlos realidad. Una crítica social y al mismo tiempo un canto a la esperanza. Una demostración de que todo es posible y que la gente buena existe. Quizá, donde menos lo esperamos... (Bueno, esta conclusión la saco yo del final, pero es porque me gusta ver eso).


Curiosidades:




*El título de la película, GATTACA, está formado por las cuatro iniciales de las proteínas que forman el ADN: A, G, T y C, adenina, guanina, citosina y timina. Durante los títulos éstas cuatro letras aparecen marcadas en azul, frente al resto (escritas en blanco).


*La forma helicoidal del ADN se repite en varios momentos de la película. La más clara y espectacular es la escalera de la casa de Jerome. Ese momento es una especie de enfrentamiento entre espíritu y determinación genética.


*La voz que se escucha en los parlantes durante la película habla en Esperanto (idioma artificial sobre el cual ya hablé en este blog).


*Si viste la película, en el siguiente enlace, se encuentra un análisis respecto a la misma que me sorprendió. http://www.monografias.com/trabajos16/gattaca/gattaca.shtml


Frases:




Siempre termino llorando con esta película. Les dejo dos frases que hacen que intensifique mi llanto ahora que descubrí cuáles son (porque me tomé el trabajo de anotarlas la última vez y además aparecen citadas en la monografía del link)


#"You want to know how I did it? This is how I did it Anton: I never saved anything for the swim back." Vincent Anton Freeman.


("¿Quieres saber cómo lo hice? Así es como lo hice Anton: nunca dejé nada para el regreso")


#"I got the better end of the deal. I only lent you my body, but you lent me your dreams." Jerome Morrow.


("Salí ganando. Yo sólo te presté mi cuerpo. Tú me prestaste tu sueño")

martes, 16 de febrero de 2010

Amo las máscaras














Dejáme usar máscaras por un rato.
Permitime que te mienta y que finja ser alguien diferente.
Ignorame cada vez que pretendo no ser yo misma y meterme en un personaje. Cuando no hablo y estoy callada. Cuando apenas te miro y soy tímida. Cada vez que dejo de ser yo misma para que no me conozcas y no sepas quien soy en realidad.


Mirá más allá de las apariencias.


Fijate lo que hay debajo de esa mirada misteriosa que las máscaras no ocultan. Observá dentro de esos ojos que te están diciendo algo en silencio.

Prestale atención a los ojos que te hablan de amor. A esa mirada traviesa que dice lo que los labios no se animan a pronunciar.
Intentá ver más allá de las máscaras por una vez. Descubrí a ese ser maligno que trata de engañarte con sonrisas y palabras dulces. A esa persona siniestra que te envuelve descaradamente con sus mentiras.
Dejate llevar por tus emociones. Ponete una máscara y jugá a ser otro. Construí una imagen de quien quieras ser. Armate una historia loca y jugá a ser otro. Se contradictorio, hacete el loco, juga conmigo, riamos juntos. Creete tus propias mentiras.
La gente no va a entenderte pero no importa. Mirame, me contradije diciendote verdades y mentiras intercaladas. Sólo sé que me gustan las máscaras, que me oculto escribiendo y no diciendo nada.

viernes, 12 de febrero de 2010

Cambiar "para" y cambiar "por"

Estos días estuve pensando en una bobada. En realidad, mi mente suele ocuparse en tonterías, así que no debería sorprenderle a nadie.

Llegué a la conclusión de que existe una diferencia entre cambiar "para" y cambiar "por".

Cuando uno cambia para alguien, es porque desea agradarle a esa persona. Quiere contar con su afecto, con su aprobación, su "visto bueno". Así vemos casos de jóvenes débiles de carácter que a fin de agradar a su grupo de amigos se ven envueltos en conductas que les son ajenas sólo para "encajar". De la misma forma, muchos se ven involucrados en una vida que no les es propia por dejarse llevar en un intento por agradar a sus pares más cercanos. No tiene por qué ser algo impuesto. La gente puede querer cambiar "para" alguien sólo por placer, pretendiendo hacerle un bien a la otra persona, complaciéndolo. Cambiando para ser mejor ante sus ojos. Ser tal cual la otra persona le gustaría que fuésemos.

Sin embargo, también se puede cambiar "por". Al cambiar por otra persona (que no es lo mismo que "cambiarse por otra persona") uno cambia debido a influencias externas. Tal vez nos gusta algo que tiene la otra persona. Vemos algo en ella que consideramos digno de rescatar y cambiamos nuestra forma de ser a fin de adoptar esa conducta o característica. Por ejemplo, yendo al gimnasio o siendo más comprensivos ante otras realidades.

Con esto no estoy diciendo que cambiar "por" sea mejor o peor que cambiar "para". Opino que cuando uno cambia "para" lo que hace es sacrificarse por el bien del otro, sin respetarse uno mismo. A veces, problemas de autoestima conllevan a que uno prefiera cambiar sin pensarlo simplemente para asegurarse el estar en compañía. También cambiamos para alguien para evitar problemas. Sin embargo, cuando cambiamos "por" estamos pensando en nosotros mismos. En lo que nos gustaría ser, en lo que quisiéramos tener. Somos egoístas al intentar aprovechar cualidades ajenas en nuestro propio beneficio, aprendiendo de ellas y haciéndolas nuestras. Al cambiar "por" también podemos apropiarnos de conductas negativas, como el acto de drogarse.

En ambos casos pueden confundirse los términos. Si mis amigos fuman y yo empiezo a hacerlo, puede ser porque quiero quedar bien frente a ellos o porque realmente deseo adquirir el hábito de fumar. ¿Realmente es lo que quiero y lo hago por mi o estoy pensando en los demás al hacerlo?

Son cosas que se me ocurren mientras camino bajo el sol del verano, de regreso a casa...

martes, 9 de febrero de 2010

Demasiado real, demasiado complejo.


"Todos tenemos una máquina del tiempo. Las que nos llevan al futuro son sueños. Las que nos llevan al pasado son recuerdos." De la película "La máquina del tiempo"
La vida es demasiado compleja para entenderla. Estoy a punto de dejar de intentarlo y simplemente vivir las situaciones sin pensar tanto.
La vida y la muerte, las personas, el destino, el libre albedrío...
Necesito un manual de instrucciones. Sin embargo, nada es tan intenso como estar ahí y vivirla.
Demasiado intenso, demasiado real.
La vida. En donde la gente a veces se enferma y otras veces muere. La realidad de personas que sienten y se enamoran, que odian y perdonan, que lloran y ríen. Gente que está ahi y siente sin pensar, que piensa y evita sentir.
"Sensible al discreto encanto de las pequeñas cosas".
Frase de Amélie Poulain.

domingo, 7 de febrero de 2010

"Cuando llegue"

Este cuento lo escribí hace un par de años. Pensé que lo había perdido y hoy lo descubrí por casualidad. Se los muestro antes de que vuelva a extraviarlo nuevamente.
En esa epoca me costaban los diálogos y apenas los incluía en mis relatos.
No es de mis mejores obras, pero me encanta.
Cuando llegue.


Cuando llegue espero ver todo igual que antes. Deseo ver el caminito de margaritas bordeando la entrada hasta la puerta verde despintada. Quiero tocar el timbre y escuchar como ladran los perros de mi abuela. Abrir el portón de madera y oír como cruje por la falta de aceite. Cada vez que voy lo reparo y le digo al abuelo que debe aceitarlo cada tanto. Él se ríe y promete hacerlo. Yo también sonrío al decírselo. Ambos sabemos que volverá a olvidarlo.

Mientras miro por la ventana del tren recuerdo todos los buenos momentos que pasé junto a ellos. Los veranos en que cacé mariposas y pesqué junto al río. Las tardes en las que trepé a los árboles y grité hasta quedarme sin aliento. Me encantaba correr por esos campos infinitos hasta caer rendido sobre la hierba.

A veces mis padres no tenían tiempo para estar conmigo y escucharme. Mis abuelos siempre estaban ahí cuando los buscaba. Mi abuela solía sentarse a mi lado y contarme infinidad de historias. En otras ocasiones, simplemente se sentaba a mi lado mientras era yo quien relataba cuentos inventados. A ella le gustaba escucharme, algo que muy pocos adultos hacían conmigo en ese entonces. Apreciaba muchísimo que se interesara sinceramente por lo tenía para decir.

¡Qué días aquellos, en los que todo parecía posible! Lo que más disfrutaba era sentarme a mirar el cielo. De día, mirando las nubes, soñaba con dragones y calaveras. De noche surcaba el espacio en mi nave espacial imaginaria. Sólo ahí, en la casa de mis abuelos, era posible el milagro de aventurarme en todo aquello que se me ocurriese. Mi mente se cohibe ante la civilización. Me resulta imposible vivir historias como esas en otro sitio.

Ah… mis días en esa granja eran geniales.
Cuando crecí continué visitándolos, aunque los periodos entre cada una de mis visitas fueron haciéndose cada vez más largos. Mis responsabilidades aumentaron con el correr de los años. A pesar de todo, trataba de prolongar mis días allí tanto como podía. Me encantaba ir a ese lugar perdido por fuera de los límites del tiempo y del espacio. Ahí siempre permanecía todo igual. Nada cambiaba. Mis abuelos vivían en una isla verde.

Cuando llegue voy a probar suerte otra vez. Quizás pueda volver a realizar mis sueños por unos instantes. De todas formas, sé que no será lo mismo. Ellos ya no están ahí ni en ninguna otra parte. La granja es sólo un trozo de tierra. Iré por última vez al lugar que supo ser el más feliz de mi existencia. Pronto dejaré de llamar a esa propiedad "mía". Mañana firmaré mi sentencia a vivir sin sueños en la triste realidad. Se van todos mis anhelos y recuerdos más profundos de la infancia. Abuelos, mírenme, ya soy todo un hombre.

Patricia Santos Alvez.

lunes, 1 de febrero de 2010

Slipknot - Vemilion part 2



Sigo pensando una y otra y otra vez en lo que me dijo, mientras trataba que yo lo mirara. Finalmente cuando lo hice, sus palabras me llegaron al alma.

(No puedo dejar de pensar en lo que me dijiste, ¿sabías? )

Hablamos sobre la muerte y sobre el amor. Es la única persona a la que le dije en pocas palabras lo que realmente me pasa con ambos. Él recordaba mis palabras. Ahí supe cuanto me quería. Ahí supe cuanto yo lo quería. Sin embargo...

Todo lo que te escribí era cierto. Lo sigue siendo, en cierta forma...

Sé que te gusta Slipknot. Este tema me encanta y siempre te recuerdo cuando lo escucho.