este blog la web

jueves, 30 de abril de 2009

Me equivoqué, no era Idea.

Explosión

¡Si la vida es amor, bendita sea!
¡Quiero más vida para amar! Hoy siento
que no valen mil años de la idea
lo que un minuto azul de sentimiento.

Mi corazón moría triste y lento,
hoy abre en luz como una flor febea.
¡La vida brota como un mar violento
donde la mano del amor golpea!

Hoy partió hacia la noche triste, fría,
rotas las alas, mi melancolía,
como una vieja mancha de dolor.

En la sombra lejana se deslíe...
¡Mi vida toda canta, besa, ríe!
¡Mi vida toda es una boca en flor!

Delmira Agustini


Si, lo sé. Quien murió fue Idea Vilariño. Cuando mi madre me llamó para avisarme (porque yo no miro noticieros, sólo voy a ver la parte de "otras noticias" que no tienen que ver con crónica roja o política), me vino a la mente este poema y creí que le pertenecía. (Este es uno de esos poemas que me sé de memoria y sería capaz de recitar en voz alta. Actuación incluida, por supuesto.) Hecha la aclaración, me despido sin más.

Al mundo le faltan poetas.

domingo, 26 de abril de 2009

¡Spam! + Ami




Me enviaron esta cadena por correo electrónico. Como no tengo ideas (o si, pero siguen la misma línea) y no deseo que la última entrada que vean sea tan "extraña", me tomo la libertad ("...como el sol cuando amanece...") de ctrl c + ctrl v.











He aprendido... que nadie es perfecto
hasta que te enamoras...

He aprendido... que la vida es dura
¡pero yo lo soy más!

He aprendido ... que las oportunidades no se pierden nunca;
las que tú dejas marchar las aprovecha otro.

He aprendido ... que cuando siembras rencor y amargura
la felicidad se va a otra parte.

He aprendido... que necesitaría usar siempre palabras buenas
porque mañana quizás se tengan que tragar..

He aprendido... que una sonrisa es un modo económico
para mejorar tu aspecto.

He aprendido... que no puedo elegir cómo me siento
pero siempre puedo hacer algo.

He aprendido ... que todos quieren vivir en la cima de la montaña
pero toda la felicidad pasa mientras la escalas.

He aprendido ... que se necesita gozar del viaje
y no pensar sólo en la meta.

He aprendido ... que es mejor dar consejos sólo en dos circunstancias:
cuando son pedidos y cuando de ello depende la vida.

He aprendido que... cuanto menos tiempo derrocho
más cosas hago.



Me está gustando esto de la onda new age. Tal vez me anime a escribir algo así, jajaja.


Hablando en serio, hay un escritor infantil-juvenil que escribe de esta forma y me gustó muchísimo cuando lo leí. Se llama Enrique Barrios y es el autor de "AMI, el niño de las estrellas". Son varios libros, que hablan sobre el amor en su forma más pura. Ami es un extraterrestre y le enseña su mensaje a un niño de la Tierra. En los libros se habla sobre Dios, sobre la reencarnación, sobre el amor, etc. Están buenos y son entretenidos. También escribió un libro que no pertenece a la saga "AMI "y se llama "El maravilloso universo de la magia". Este es aún más profundo que los otros. Recuerdo que cuando lo leí me produjo algo muy fuerte, ya que no estaba acostumbrada a este tipo de lecturas (tendría unos doce años). Casi quemé una alfombra, jajaja. Me dieron ganas de volver a leerlo, ya que recordé una parte del libro. habla mucho sobre los sueños.

En fin. Espero que al menos hayan escuchado el nombre "Ami". Al menos, gracias a "La Guadaña".

Una página que no es de Wikipedia:

http://www.espinoso.org/biblioteca/EnriqueBarrios.htm

(Prometo leer lo que dice y hacer un resumen)

Página oficial:

http://www.ebarrios.com/

(la miré por arriba y hay una sección que se parece a "El maravilloso mundo de la magia").

Lo encontré en una página:


(http://www.rosarioeduca.com.ar/nuevostiempos/Está medio rara esta página ahora que la miro. Extracto de la sección "Lecturas recomendadas")

AMI,
EL NIÑO DE LAS ESTRELLAS
(Enrique Barrios)


Un "niño", Ami, viene de un mundo superior al nuestro para comunicar a otro niño, pero terrícola, Pedro, cómo se vive en planetas más avanzados. Para que la lección no sea olvidada, lo lleva en su nave espacial a visitar el sorprendente mundo de Ofir, en donde no existen las guerras, la violencia ni las injusticias, porque allá, igual que en todos los mundos evolucionados (el nuestro no lo es) se vive de acuerdo a la "Ley Fundamental del Universo", cosa que el pequeño Ami no le revela a Pedrito sino bastante entrada la lectura del libro.


Parecería una historia infantil, pero para muchos se trata de un "manual de ciencia espiritual universal respaldado por el cielo y por la tierra"; es decir, aprobado por innumerables agrupaciones dedicadas a la enseñanza y difusión de contenidos espirituales; y por otro lado, por Ministerios de Educación, como el de Chile, Argentina y otros países, para la Educación Secundaria. Inspiradora obra capaz de producir positivos cambios radicales en las almas de sus lectores, según miles de testimonios provenientes de muchos países. Traducida a diez idiomas hasta el momento, supera largamente el millón de ejemplares vendidos sólo en español.

AMI REGRESA
(Enrique Barrios)

En el libro anterior, el pequeño y sabio extraterrestre prometió volver a visitar a Pedrito, su amigo terrícola. La promesa se cumple, pero esta vez, Ami no viene solo. Lo acompaña Vinka, chica de otro planeta tan "incivilizado" como la Tierra. La pequeña pareja es llevada a visitar diversos mundos, en los que tienen sorprendentes experiencias. Poco a poco se va tejiendo la trama de un romance cósmico entre almas gemelas, aunque pertenecientes a mundos diferentes. En medio de todo ello, Ami va entregando sus amenas y luminosas enseñanzas.


La continuación de esta maravillosa saga, en donde Ami vuelve a la Tierra para seguir develando las verdades cósmicas, tocando temas tales como la reencarnación, las almas gemelas, etc.

sábado, 25 de abril de 2009

I wish


Muchas veces se dice que "el que a nada le apunta, a nada le da", "quien no sabe lo que quiere, termina en donde no desea", etc. Estas y otras frases hechas implican que el problema está en no saber lo que uno quiere. En la imposibilidad de obtener algo sin tener un objetivo claro. ¿Será cierto?


Esta pregunta es bastante estúpida. Yo creo que aunque sea en el fondo de nuestros corazones, todos sabemos muy bien que es lo que queremos y lo que no. El problema está en la intensidad de nuestros anhelos. Muchas veces quienes menos alardean son los que más luchan por conseguir sus sueños. Son los hechos, no las meras palabras, los que verdaderamente importan.


Perseguir un objetivo no es tarea fácil. Menos aun cuando este está a años de distancia. Quién desee ganar una competencia de baile, primero tiene que aprender a bailar y luego pasarse horas ensayando hasta lograr estar lo más cerca posible de la perfección. Esto no implica que se vaya a ganar, así que hay que estar dispuestos a enfrentar la derrota. Es demasiado esfuerzo para muchos que ni siquiera se atreven a trazarse objetivos a corto plazo.


A pesar de mi corta edad, he visto algunas vidas desperdiciadas. La mía es un ejemplo, ja ja. Las malas decisiones tienen consecuencias y hay que pagarlas. Cuando uno puede rastrear los errores, al menos tiene la oportunidad de corregirlos. Sin embargo, si no nos tomamos siquiera la molestia de buscarlos, estos volverán a repetirse o, lo que es peor, no podrán ser enmendados.


De mis lecturas de libros de autoayuda, aprendí a que los planes sobre el futuro deben ser lo más realistas posibles y que los objetivos deben ser a mediano o corto plazo: pequeñas metas que en su conjunto servirán para llegar a lo que realmente añoramos. De nada sirve querer ser astronauta si uno ya tiene cuarenta años y esto es practicamente imposible. Ni siquiera todas las películas que he visto en las cuales dichos milagros suceden me harán cambiar de opinión. La realidad no es como en la ficción. Yo no vivo adentro de una novela, aunque a veces quisiera que fuera asi.


La melancolía ha venido a visitarme y yo le abrí la puerta. Vino a acompañar a la tristeza que anida en mi corazón.


A veces, solo a veces, tengo ganas de que alguien me lea. En mis reuniones de "escritores anónimos" (AW, por sus siglas en inglés: "Anonymous Writers)me prohibieron escribir tantas pavadas juntas pero mi adicción es más fuerte. Me disculpo, estimado lector, por haberte hecho perder el tiempo.

miércoles, 22 de abril de 2009

I love Mimos

Me encantan los mimos. Amo la pantomima.

No sé cuando nació este extraño sentimiento en mi interior. Hace un par de años tuve el placer de ver un mimo en vivo y en directo. El único que vi en toda mi vida. Extraño, ¿no?


En Tacuarembó, Uruguay, se realiza un encuentro anual de mimos y estatuas vivientes. ¡Yo nunca fui! Asistir a ese encuentro es uno de mis tantos sueños dorados



En una especie de enciclopedia histórica infantil (que obtuve gracias a esos lugares donde te dan una charla de una hora para venderte libros y a los que obligaba a mi madre a asistir, sólo por el obsequio que te daban al final: un libro) hay una pequeña historia sobre el origen de los mimos. Cuenta la leyenda, que un actor fue preso y al no tener compañía ni público, actuaba para su sombra. Una vez liberado, se dio cuenta que había perdido el don del habla por haber permanecido tanto tiempo en silencio. Sin embargo, su capacidad de expresión había mejorado increíblemente, y fue así, mas o menos, como empezó a ser mimo.

IMAGEN: Marcel Marceau



QUIERO CONFESARME PÚBLICAMENTE:


I LOVE MIMOS









Marcel Marceau (1923-2007), el mimo más reconocido en el mundo, cuya imagen estará eternamente ligada al mundo de la pantomima.



Encontré esta imagen de Marcel en Lego. Hay más personajes que fueron representados de esta forma, como Gandhi, Bruce Lee, Jim Morrison y Marie Curie. En el enlace de abajo pueden apreciar a los otros personajes.



http://mundodemortales.blogspot.com/2007/12/personajes-de-la-historia-en-lego.html






lunes, 13 de abril de 2009

Siempre te recordaremos, Corín...


Corín Tellado: 25 de abril de 1927- 11 de abril de 2009


Falleció la reconocida escritora Corín Tellado, la segunda más leída en castellano después de Cervantes. Acabo de buscar información en google y los titulares que aparecen la etiquetan como escritora "de novelas rosa", "de novelas románticas" y la más generosa "la reina de la literatura romántica en español". En español puede ser, porque para mi la lengua inglesa ya tiene su propia reina (¡quien escribió mi novela romántica preferida!).


Me entristeció conocer la noticia de su muerte. Yo leí tan solo una "Corín Tellado". Desde niña soñaba con que mis padres me hubiesen nombrado como algún personaje literario. Mi madre era afín a estas novelas, y la única que yo leí tenía como protagonista a una dama que llevaba mi mismo nombre. Gracias por eso, Corín.


Nacida como María del Socorro Tellado López en Asturias, el 25 de abril de 1927. De niña la llamaban con el diminutivo "Socorrín", el cual abreviado, terminó siendo "Corín".


¿Quién no sabe quién es Corín Tellado? ¿Quién no ha visto algunas de sus novelas a la venta? Esos pequeños libros con hojas amarillas, que suelen ser moneda común en los canjes de libros y revistas. Corín, tu fama trascendió fronteras. Así te recordaremos.


"No es que lo cursi sea malo, es que la gente le tiene miedo".

Corín Tellado, citada por Mario Vargas Llosa.


No puedo dejar de pensar que contigo se fueron esas historias de amor que sólo pueden existir en la ficción. Cada día la cursilería tiene menos cabida en este mundo. Se nos fue una grande. No tuviste el reconocimiento que merecías de tus colegas, pero tus millones de lectores supieron compensarte por ello. Todos te leímos, querida Corín. Tu mayor logro fue acercar la literatura a personas que no leían más que el estilo que supiste cultivar como nadie. Te vamos a extrañar. Gracias por escribir.

lunes, 6 de abril de 2009

Francisco de Quevedo


Hace tiempo fui a un Concierto de Poesía del Barroco Hispanoamericano. La selección fue maravillosa. A la mayoría de los poemas no los conocía. Aún hoy recuerdo el momento en que las oí por primera vez en la voz de aquellos trovadores.


Francisco de Quevedo fue el elegido para comenzar y finalizar la velada que tuve el privilegio de presenciar. Me gusta la temática de los dos primeros sonetos (el primero no formaba parte del repertorio). El tercero tuve el placer de escucharlo en vivo. Fue un momento inolvidable.


FRANCISCO DE QUEVEDO


SALMO XIX


¡Cómo de entre mis manos te resbalas!

¡Oh, cómo te deslizas, edad mía!

¡Qué mudos pasos traes, oh, muerte fría,

pues con callado pie todo lo igualas.


Feroz, de tierra el débil muro escalas,

en quien lozana juventud se fía;

más ya mi corazón del postrer día

atiende el vuelo, sin mirar las alas.


¡Oh, condición mortal! ¡Oh, dura suerte!

¡Que no puedo querer vivir mañana

sin la pensión de procurar mi muerte!


Cualquien instante de la vida humana

es nueva ejecución, con que me advierte

cuán frágil es, cuán misera, cuán vana.


SALMO XVII


ENSEÑA COMO TODAS LAS COSAS AVISAN DE LA MUERTE


Miré los muros de la patria mía,

si un tiempo fuertes, ya desmoronados,

de la carrera de la edad cansados,

por quien caduca ya su valentía.


Salíme al campo: vi que el sol bebía

los arroyos del yelo desatados,

y del monte quejosos los ganados,

que con sombras hurtó su luz al día.


Entré en mi casa; vi que, amancillada,

de anciana habitación era despojos;

mi báculo, más corvo y menos fuerte;


vencida de la edad sentí mi espada.

Y no hallé cosa en qué poner los ojos

que no fuese recuerdo de la muerte.



AMOR CONSTANTE MÁS ALLÁ DE LA MUERTE


SONETO


Cerrar podrá mis ojos la postrera

sombra que me llevare el blanco día,

y podrá desatar esta alma mía

hora a su afán ansioso lisonjera;


mas no, de esotra parte, en la ribera,

dejará la memoria, en donde ardía:

nadar sabe mi lllama la agua fría,

y perder el respeto a la ley severa.


Alma a quien todo un dios prisión ha sido,

venas que humor a tanto fuego han dado,

médulas que han gloriosamente ardido,


su cuerpo dejarán, no su cuidado,

serán ceniza, mas tendrá sentido,

polvo serán, mas polvo enamorado.







domingo, 5 de abril de 2009

Información de Esperantista

Sólo válido para residentes de Montevideo. De todas formas, ya escribí en el blog algo sobre el Esperanto. Quien quiera conocer más, puede escribir a la dirección que aparece al final o directamente me preguntan y yo les digo lo poco que sé.
Difundo la información que me llegó.

Esperanto
Idioma internacional

Comienzo de cursos: 14 de abril
Inscripciones lunes y jueves de 18:00 a 20:30 hs

Vilardebó 1484
(Entre Millán y San Martín)
Tel: 336 24 65 096 78 78 38

Sociedad Uruguaya de Esperanto (UES)



ues@esperanto.org.uy

viernes, 3 de abril de 2009

Insert your title here

Este relato está inspirado directamente en la persona que me contó la anécdota y la frase que dió origen a esta historia. Yo se lo regalé.
Está de más aclarar que el cuento está "ficcionado". Si no, no tiene gracia. Por supuesto que no se llama Andrés.
No es gore ni es triste. Punto para Patty.
Podría haber estado mejor.
Espero que les guste.
Based on a true story.
Insert your title here.


El calor era sofocante. Las personas que poblaban 18 de Julio lo sabían. Sin embargo aún estaban allí, contribuyendo a empeorar la situación.

Andrés no veía la hora de volver a sentarse junto al ventilador de la oficina. Los cuerpos pegoteados de quienes lo rodeaban le daban asco. Caminaba rápido, intentando apresurar el momento en que volvería a estar sentado en su escritorio, junto a un Coca-Cola. Era mejor estar en compañía de una cerveza. Malditas reglas laborales. ¿Y si se la tomaba ahora? Había perdido la cuenta de las veces que lo había hecho. No, hoy no. Lo mejor sería volver cuanto antes al bunker de la soledad. Estar rodeado de gente sudorosa no le resultaba agradable. “¿Seré agarofóbico?”, se preguntó sin demasiado interés.

Miró a lo lejos, intentando calcular el tiempo que tardaría en llegar a su destino: el banco. En un día invernal le llevaría muchísimo menos tiempo recorrer la misma distancia. Cuando hace frío, la gente camina rápido tratando de entrar en calor y disminuir su estadía a la intemperie. En enero estos mismos seres sólo se esfuerzan en despegar sus pies del piso intentando dar dos pasos sin perder el aliento. El sol lo hacía filosofar. Necesitaba con urgencia un cigarrillo.

Aún con la mirada perdida en el horizonte de sus cavilaciones personales, era imposible ignorar su presencia. Ella destacaba entre su entorno. Llevaba una falda simple sin adornos ni estampados. La delicada blusa de seda no hacía más que resaltar sus atributos. Su oscuro cabello estaba recogido de tal forma que solo algunos cuantos mechones caían sobre su luminoso rostro. Sonreía al hablar. Eso la hacía aún más bella.

Sus caminos iban a cruzarse irremediablemente. Andrés olvidó momentáneamente sus anteriores malestares y observó a los dos tipos que la acompañaban. El de la izquierda era un idiota. El otro también. “No sé qué hace una mina así con unos tipos como esos”. Tal vez nunca lo supiera. ¿Sería por eso que no tenía novia?

Faltaban unos pocos segundos para el encuentro. Sin apartar los ojos de su objetivo, sacó a relucir su mejor sonrisa y se acercó.

- Te parecés a Tania... pero también podrías ser Julia- dijo al tiempo que la miraba como si de esa respuesta dependiera el resto de su vida.

Los tipos estaban sorprendidos. Andrés había violado su barrera protectora sin que lo hubiesen notado. “Confirmadísimo. Son unos giles”, pensó Andrés sin mirarlos. ¿Ellos adivinarían sus pensamientos? Quizá. Por eso parecían enojados.

Su sonrisa fue mayor al saberse protagonista de la situación.

La joven se sintió halagada. Jamás la habían abordado de esa forma. Andrés era atractivo. La combinación perfecta. Ella era conciente de su propia belleza, así que no hizo más que sonreír seductoramente y responder.

- Me llamo Laura- dijo, sabiendo que su nombre era lo que menos importaba en ese momento.

Los tipos la miraron. Se habían concentrado tanto en el intruso que olvidaron que su protegida tenía personalidad propia.

Ella estaba deseosa de conocer la próxima jugada. ¡Había creído que salir con sus primos iba a ser aburrido! En ese momento no le importaba nada más que la persona que tenía delante.

Mientras se pasaba la mano por el cabello, Andrés observó por un instante sus zapatos. La miró fijamente a los ojos y le dijo:

- Oh, perdón - y agregó con una sonrisa en los labios.- Creo que me equivoqué, je je. A veces me pasa.- le dijo haciéndole una guiñada al tipo de la derecha, el más alto.

La seducción dejó paso a la incredulidad. El alto lo miró sin saber si lo habían insultado o no. El otro miraba alternadamente a Andrés y a su hermano sin entender nada.

Andrés pasó entre medio del grupo de primos y se alejó sin volver la vista atrás. En la próxima esquina se compraría esa cerveza. Se la había ganado.



Patricia Santos Alvez