este blog la web

martes, 9 de diciembre de 2008

Harakiri

Cierto. No se dice Harakiri. Ese es el nombre vulgar, según me explicaron. No me importa. Eso es lo que iba a hacer. Clavarme un cuchillo en el estomago y fuaaa, destriparme de una.

Tenía el tramontina en le mano izquierda. Si, es la no hábil, pero tampoco era cosa de despanzurrarse (palabra de Mafalda) en serio. De a poco, fui bajando el mouse. Iba por la F y me temblaba el pulso. Suerte que el ratón no distingue y baja de todas formas. Vi la S. Vi Santos. Solté el cuchillo y tapé la parte de la derecha de la pantalla.

Cobarde. Tenía que fijarme. Era ahora, a las dos a.m. o mañana de mañana. No resistiría toda la noche. Ya estaban los resultados, había que verlos. Vamos, corré la mano. Ahí esta, abajo de los deditos...

Un escalofrío recorrió mi espalda. Esa nota definiría el resto de mi existencia. Sola frente al monitor, conocí mi destino: a examen.

Gracias Mauri (profesor a cargo de la Cátedra de Matemática de la Facultad de Química). Si perdía el curso, no sé que hacía.

I LOVE MAURICIO!!!!!!!

5 comentarios:

Marcelo dijo...

Y para el examen como venís? Mucha suerte! Y saludos a Mauri

MUERTEVIDEANOS dijo...

Escribes muy bien, me gusta, no pareces de 20 años, estaré por aquí, ¿Será mucho atrevimiento colocar tu link en mi blog?
Un abrazo a la chica gótica

Patty dijo...

¡Muchas gracias! Me queda poco para seguir teniendo veinte...
Ay, me dijo "chica gótica". Thank you.

MUERTEVIDEANOS dijo...

Desde luego se debe ser muy gotico para estudiar: igenieria o química, creo que solo me puedo imaginar el laboratorio de Frankenstein... a proposito por favor no te fabriques un hombre que ya habemos muchos modelos desperfectos por la tierra.
un abrazo cordial (sonó a murga)

Patty dijo...

Jajaja. Tal vez por eso elegí esta carrera. ¿Habré pensado en todos esos científicos desquiciados que aparecen en las películas? Aun tengo curiosidad por saber qué fue lo que marcó definitivamente mi vocación... Tengo varias hipótesis.